La alimentación del bebé (II)

Anteriormente, introdujimos el concepto de la etapa “Beikost“, una guía para la correcta alimentación del bebé durante sus primeros meses de vida.

Ahora, mucho más en profundidad, os desgranamos cada uno de los grupos de alimentos importantes haciendo hincapié en el correcto orden de introducción:

1. Cereales:
Se introducirán sin gluten a partir de 5-6 meses y nunca antes de los 4. A partir de los 7-8 meses se puede iniciar la mezcla con gluten.

Contribuyen con aporte energético, fuente de vitamina B1 e hidratos de carbono de absorción lenta, lo que permite más espacio entre comidas. Aún así, es un alimento calórico y existe riesgo de sobrealimentación, por lo tanto la cantidad diaria será de 500ml de leche habitual más las cucharadas de cereales para papillas que indique el fabricante para esta cantidad de leche.

2. Frutas
Se empieza a los 5 meses con zumos y más adelante con papillas que sustituirán una toma de leche. Hay que utilizar frutas variadas como la naranja, pera, manzana, ciruela o la uva y evitar los más alergenos (fresas, frambuesas, arándanos, kiwi y melocotón). No hay que añadirles azúcar.

3. Verduras y patatas
Introducir paulatinamente a partir de sexto mes.
Al inicio  se recomienda sobre todo patata, judías verdes, calabacín y zanahoria hervidas con poco agua. Se puede utilizar esta misma agua para preparar el puré después.
Se debe evitar, al principio, las de elevado contenido en nitratos (remolacha, espinacas, acelgas y nabos), las flatulentas (col, coliflor, nabo) o las muy aromáticas (espárrago, puerro). A diferencia de las otras,  en este caso no utilizaremos después el agua procedente de su cocción.

Añadir una cucharada de postre de aceite de oliva al puré pero no sal.

4. Carne
Preferiblemente las menos grasas, empezando por el pollo y nunca antes de los 6 meses. La cantidad recomendada sería de 10-15 g / día y aumentando otros 10-15 gramos adicionales cada mes hasta alcanzar los 40-50 gramos como máximo.  El puré debe estar mezclado con patata y verduras.

Con el tiempo, se puede ir introduciendo otros tipos de carne como la ternera o el cordero.

5. Pescado
Nunca comenzar antes de los 9 meses dado que son muy alergenos. A partir de ese período, el pescado puede sustituir algunas ingestas de carne.

Es conveniente empezar por pescados blancos (merluza, lenguado, rape, gallo) y extremando el cuidado con las espinas y escamas.

6. Huevos
Nunca crudos. Durante el noveno mes se introducirá sólo la yema cocida para añadirla al puré del mediodía. El huevo entero únicamente a partir de los 12 meses.

Puede sustituir a la carne con una frecuencia de 2-3 unidades a la semana.

7. Legumbres
Añadirlas al puré de verduras a los 18 meses. Si se combinan con cereales, pueden sustituir la ingesta de carne hasta 2 veces por semana.

8. Yogures
A partir del octavo mes; tiene que ser natural, sin azúcar y como complemento de la merienda, solo o con papilla de frutas.

9. Azúcar, miel y dulces
No es recomendable el consumo de azúcar. La miel está contraindicada por ser una fuente dietética de esporas del Clostridium Botulinum y los bebés no cuentan con inmunidad suficiente para resistirlas.

10. Agua
Mientras el lactante recibe leche materna o de fórmula no es necesario aportar más líquido excepto en situaciones de extremo calor, fiebre o diarrea. Por el contrario, con la alimentación sólida, si que es necesario, ya que existe una carga renal mayor. Por tanto, a partir de este momento, se debe ofrecer al niño agua con frecuencia.

11. Leche de vaca
Nunca antes del año y deberá ser entera excepto que el/la pediatra especifique lo contrario

Porque una alimentación equilibrada desde el principio, supondrá un sano crecimiento físico y mental para nuestro bebé.

 

Artículos relacionados: La alimentación del bebé (I)

No Responses to “La alimentación del bebé (II)”

Leave a Reply