Cuida a tu bebé de la dermatitis del pañal

dermatitis-del-pañal

Los pañales evitan que las heces y la orina del bebé se escapen, manteniéndolas cerca de la piel, creando un “microclima” patógeno que acaba provocando, en la casi totalidad de los casos, la llamada dermatitis del pañal.
El culito irritado es unos de los principales puntos calientes en la higiene del bebé para padres y madres desde siempre. Por eso curar, calmar y/o prevenir son  los objetivos de estos 7 consejos básicos:

1) Lo más importante es mantener la piel lo más seca posible, dejando al bebé sin pañal unos minutos entre los cambios para favorecer la aireación.

2) El cambio de pañal ha de ser frecuente; cada vez que el bebé lo necesite y al menos 5 o 6 veces al día.

3) Hay que prestar especial atención a la higiene cutánea de la zona para prevenir ante la dermatitis del pañal, realizando el lavado con agua tibia o con un jabón adecuado (mejor pH neutro o ligeramente ácido) con propiedades humectantes, cada vez que se cambia el pañal, sin dejar restos del mismo y secando todo muy bien.

4) Se deben emplear cremas protectoras que aportan propiedades hidratantes, emolientes y lubricantes, creando una capa protectora sobre la piel. Es recomendable que contengan óxido de zinc que actua como barrera. El uso de cremas como la “pasta lassar” con un 25% de óxido de zinc ha sido una solución tradicionalmente muy concurrida.

5) Se deben utilizar pañales desechables con alta capacidad de absorción. Dicha capacidad depende directamente de la cantidad de celulosa empleada para la fabricación del pañal. Además, debe ser del tamaño adecuado para el niño, y lo suficientemente grande para que el roce entre el pañal y la piel del bebé sea la mínima posible.

6) No se deben utilizar cremas con antibióticos, antifúngicos o corticoides ante la dermatitis del pañal, al menos que el pediatra así lo indique.

7) Si la dermatitis persiste, aconsejamos cambiar de tipo de pañales, de jabón y/o de toallitas empleadas en la higiene del bebé.

 

Quizá también te interese:
A los padres desesperados con los cólicos del lactante
Ni chupete ni dedo
Menú para bebés de 18 a 24 meses
Todo lo que hay que saber sobre la gastroenteritis infantil
El desarrollo de los dientes en la infancia
La alimentación del bebé (parte I) y (parte II)

 

Imagen: Isle of Wight

Leave a Reply