Anticoagulantes orales. ¿Qué debemos saber?

Seguramente habrás oído hablar o conozcas a alguna persona que esté a tratamiento con Sintrom. O tú mismo puedes ser el paciente. Si es así es muy probable que también hayas escuchado que se trata de un medicamento peligroso, que no se pueden comer determinados alimentos y que es necesario “controlarse mucho”. En este post vamos a intentar aclarar todas las dudas que existen en torno a los fármacos anticoagulantes orales.

anticoagulante sintrom

¿Para qué son? 

El acenocumarol (Sintrom®) y la warfarina (Aldomcumar®) son medicamentos utilizados como anticoagulantes con el objetivo de prevenir y evitar las trombosis y el crecimiento de coágulos. Si el médico decide comenzar el tratamiento con alguno de estos dos fármacos es muy importante informar correctamente al paciente y resolver las dudas que puedan aplacer. En este contexto el farmacéutico comunitario juega un papel crucial al ser el profesional sanitario más accesible al que consultar cualquier problema que pueda surgir durante el tratamiento.

¿Qué cantidad se debe tomar?

Es importante recalcar que existe una gran variabilidad individual con respecto a los tratamientos con anticoagulantes. Para llevar a cabo el control del fármaco se utiliza un parámetro de laboratorio denominado Ratio Normalizado Internacional (INR). Al comienzo del tratamiento se valora el INR a los 3 días y posteriormente se realiza según necesidad (cada 3 días o semanalmente) hasta obtener valores adecuados. Los valores del INR se sitúan entre 2 y 3,5 aunque pueden variar en función del cuadro clínico. El tratamiento antitrombótico puede tardar en alcanzarse entre 3 y 5 días por lo que hasta entonces puede ser necesario utilizar una heparina adicional cuya administración es subcutánea.

¿Cuándo tengo que tomar el medicamento?

Se recomienda tomar el anticoagulante antes de la comida o de la cena y siempre a la misma hora. Tomarlo antes del desayuno puede hacer variar los valores del INR por lo que no se recomienda realizar la toma a esta hora.

¿Cómo lo tomo?

Se ha de tomar con un vaso de agua y separado de las comidas ya que existen ciertos alimentos ricos en vitamina K como las espinacas, los grelos, las judías verdes, el té etc que pueden interacionar con los anticoagulantes orales. El tabaco está totalmente desaconsejado ya que también posee vitamina K la cual se absorbe rápidamente por la mucosa bronquial. No es necesario prohibir por sistema el consumo de estos medicamentos siempre que la dieta sea regular y no se abuse de ellos.

espinacas con vitamina K

¿El tratamiento es para toda la vida?

Generalmente si, aunque existen situaciones en que es temporal. No deje de tomarlo sin consultar al médico.

Estoy embarazada ¿puedo tomar el medicamento?

Los anticoagulantes atraviesas la barrera placenteros y pueden producir malformaciones en el feto. Las mujeres que deseen quedarse embarazadas y estén a tratamiento con anticoagulantes deben planificar su embarazo y comunicarle a su médico la decisión.

¿Puedo tomar otros medicamentos?

Existen multitud de fármacos que interaccionan con los anticoagulantes bien potenciando o disminuyendo su efecto. Cada vez que se añada o se elimine un medicamento del tratamiento será necesario realizar un control del INR.  Los analgésicos-antinflamatorios como la aspirina, el metamizol o el naproxeno potencian la acción anticoagulante. Si padece dolor puede tomar paracetamol.

Recurro frecuentemente a las plantas medicinales. ¿Tienen alguna contraindicación?

Existe muy poca información científica al respecto de este tema. De todas formas tenga especial cuidado con el Gingko biloba el arándano rojo o el ajo

Imagen: pomazeta

Leave a Reply