Pequeños monstruos entre nosotros (IV): sífilis

sífilis-hombre

¿Qué es la sífilis?

Es una de las  enfermedades de transmisión sexual (ETS) más conocidas y es causada por Treponema pallidum, una bacteria espiroqueta helicodal altamente contagiosa. Posee como factor de virulencia la capacidad de fijarse a las células del huésped de la piel y/o mucosas.

Su origen es apasionante a la vez que incierto pero se cree que proviene de la América precolombina.

Su característica principal es la aparición de chancros en los genitales externos aunque también pueden aparecer en los labios y en la cavidad bucal.


¿Qué es un chancro?

El chancro que aparece en la sífilis es una lesión redondeada ulcerosa y ligeramente elevada de la piel. Suele producir una secreción purulenta o acuosa y además es indoloro en la mayoría de los casos. Sin embargo, cuando causa dolor, lo hace de forma bastante importante.


Forma de transmisión

La forma más común de contraer la enfermedad es teniendo contacto directo con un chancro sifilítico de una persona infectada. Esta transmisión de la bacteria de un cuerpo enfermo a uno sano ocurre con las relaciones sexuales vaginales, orales o anales.

Otra forma de transmisión es de madre enferma al feto (transmisión vertical), y dependiendo de la etapa de infección en que se encuentre la madre, el niño puede nacer muerto o morir a las pocas semanas. Algunos bebes puede que no presenten sintomatología al nacer pero si no se les da tratamiento inmediato pueden tener severas complicaciones tales como retardo en el desarrollo, convulsiones o la muerte.


Sintomatología

El Treponema pallidum puede sobrevivir en un huésped humano durante varias décadas. Tradicionalmente se le ha llamado la “gran imitadora” (en fase primaria y secundaria) porque sus síntomas pueden confundirse fácilmente con los de otras enfermedades, haciendo que el sujeto le reste importancia y no acuda al médico.

El 90% de las mujeres que la padecen no saben que la tienen porque, en la mayoría de los casos, el chancro aparece dentro del cuello uterino. Cuando la bacteria entra al organismo, se disemina rápidamente y poco a poco invade todos los órganos y tejidos

Para hablar sobre los síntomas es mejor hacerlo describiendo cada una de sus etapas:


Etapas de la sífilis

Primaria

Esta primera etapa se caracteriza por:

  1. La aparición de una única pequeña llaga abierta e indolora que evoluciona a “chancro” con los bordes redondeados y duros entre la 3ra y 6ta semana después de la exposición inicial.
    El chancro en el pene es fácilmente visible. Sin embargo, los que aparecen en los labios, vagina, el área anal o en la boca pueden pasar inadvertidos pues no causan dolor y son difíciles de observar. Durante esta etapa es fácil contagiarse con la secreción que generan los chancros.
  2. El chancro tiende a sanar espontáneamente en 3 o 6 semanas sin tratamiento dejando una pequeña cicatriz, sin embargo, el sífilis sigue diseminándose en el cuerpo.

chancro-pene

 

Si no se recibe el tratamiento adecuado, se progresa hacia la segunda etapa de la enfermedad.

Secundaria

La sífilis secundaria comienza con los síntomas después de la cicatrización de la primera llaga. En esta etapa encontramos los siguientes datos clínicos:

  1. Ocurre alrededor de 2 u 8 semanas después de la primera llaga y de 2 a 10 semanas después de la aparición del chancro primario
  2. La bacteria se propaga al torrente sanguíneo
  3. Enrojecimiento y erupciones de la piel y las mucosas
  4. Inflamación no dolorosa de ganglios linfáticos
  5. La piel de las palmas de las manos y plantas de los pies (u otras partes del cuerpo como cara, pecho u espalda) puede llenarse de puntos rojizos o marrones de aspecto rugoso llamados clavos sifilíticos.
  6. Fiebre
  7. Dolor de cabeza
  8. Perdida de peso
  9. Dolor muscular
  10. Fatiga

Los enfermos no siempre llegan a la última fase; entre el 50 y 70% pasan a la etapa de latencia, en la que los síntomas se van y vuelven.

Cuando la segunda fase termina, la sífilis permanece en el organismo durante mucho tiempo, hasta que vuelve a despertar en la fase primera.

treponema-pallidum

Terciaria

Esta fase comienza una vez que los síntomas de la segunda fase han cesado.

En esta etapa, los signos y síntomas empeoran aun más la salud de la persona ya que la sífilis se vuelve a despertar para atacar directamente al sistema nervioso o algún órgano. Además, pueden ser lo suficientemente problemático como para ocasionar la muerte.

Entre ellos cabe mencionar:

  1. Lesiones internas
  2. Afección de órganos como cerebro, hígado, corazón, ojos, además de articulaciones, vasos sanguíneos, etc.
  3. Dificultad para coordinar movimientos musculares
  4. Parálisis
  5. Entumecimiento
  6. Ceguera gradual
  7. Demencia.

 

Tratamiento

En las primeras fases el tratamiento de la sífilis no es complicado.

En personas con corto tiempo de tener la infección suele solucionarse el problema con penicilina o doxiciclina en pacientes alérgicos, el cual se les administra por vía intramuscular. Este logra eliminar la bacteria del cuerpo evitando que la enfermedad avance de etapas. Sin embargo, no cura los daños ya ocasionados en el cuerpo.

Una vez recibido el tratamiento la persona debe evitar contactos sexuales hasta que sus lesiones chancroides hayan cicatrizado.


Prevención

El uso del condón es inevitable para prevenir cualquier enfermedad de transmisión sexual.

Si se practican relaciones sexuales de alto riesgo y sin protección es necesario que los involucrados se sometan a exámenes constantes para detectar sífilis ya que si la enfermedad es diagnosticada a tiempo, el tratamiento puede sanar por completo la infección.

Leave a Reply