Sistema digestivo Archive

El síndrome del colon irritable, es un trastorno de todo el tracto gastrointestinal, que produce dolor abdominal, estreñimiento o diarrea. Este síndrome tiene más incidencia en mujeres que en hombres. En su tracto gastrointestinal este síndrome es especialmente sensible a muchos estímulos: – El estrés, la dieta, los fármacos, alcohol, café, te, tabaco, laxantes, las hormonas o los irritantes menores, pueden hacer que este tracto del que hablamos se contraiga anormalmente. – Suelen haber síntomas desagradables, retortijones abdominales, episodios de diarreas y estreñimiento, hinchazón, flatulencia y a veces, nauseas, fatiga y depresión. Se considera una anomalía funcional, no una enfermedad, porque está causado por una contracción y distensión anormal de los músculos intestinales. Combinando técnicas de relajamiento con estrategias alimenticias, muchos pacientes pueden controlar el

Read More...

El estreñimiento es un trastorno del ritmo intestinal, que suele consistir en una defecación con pausas superiores a 48 horas, con heces duras y en cantidades pequeñas, en general inferiores a 250 gramos al día. Hay dos tipos de estreñimiento: agudo y crónico. Estreñimiento agudo Suele darse en  diversas ocasiones como: embarazo, reposo prolongado en cama, cólicos nefríticos, cambios de dieta, cambios de residencia, etc. En este último caso, suele desaparecer  en poco tiempo y sin ningún problema. Estreñimiento crónico Puede producirlo el consumo de algunos medicamentos (antidepresivos, analgésicos, etc.) o trastornos del propio intestino grueso (divertículos, intestino irritable, hemorroides, fisuras anales, etc.). Son causas frecuentes de estreñimiento crónico, una escasa actividad física y una dieta pobre en fibra. Otro causas pueden ser una glándula tiroides

Read More...

Los trastornos gastrointestinales (mala digestión de la leche, diarrea, estreñimiento y vómitos) son muy comunes en el lactante, principalmente entre la segunda semana y el tercer o cuarto mes de vida. El bebé expresa el malestar de este tipo de trastornos con llanto, que en muchas ocasiones están originados por cólicos. Normalmente el cólico desaparece tras la expulsión de aire o la evacuación de heces. Maneras de prevenir los trastornos gastrointestinales en el bebé: – Priorizar la lactancia materna. – Masaje en el vientre para prevenir y disminuir el cólico del lactante. – Favorecer la verticalidad del bebé antes y después de la ingesta de alimento para impedir la entrada de aire directamente del estómago al intestino. – Crear un ambiente relajado en la relación

Read More...

  Los cólicos del lactante son crisis de llanto inconsolable, que aparecen en cualquier momento del día, aunque son más comunes a última hora de la tarde y por la noche. Durante tres horas o más y causan una angustia tremenda en los padres. Quien haya vivido un episodio (más de un 20% de lactantes tienen cólicos) no necesita mayor descripción y para aquellos que no hayan pasado este trance indicaremos que algunos de los síntomas característicos son que el niño encoge las piernas y las estira por el dolor; que no hay forma aparente de calmar su llanto, que parece hambriento, pero no se tranquiliza con la toma, y que tiene la tripa tensa y en ella se oyen bien ruidos de gases. No obstante,

Read More...

La erupción y desarrollo de los dientes, ya sean los  temporales o los definitivos, son unas etapas  por  las cuales tienen que pasar todos los niños.  Este proceso, que dura entre 2 y 3 años en el caso de las piezas temporales y entre 6 y 12  años en las piezas definitivas, se suceden una serie de cambios en la cavidad oral. El proceso cronológico aproximado de la erupción de los dientes temporales o de leche es: 6 meses: incisivo central inferior 7 meses: incisivo central superior e incisivo lateral inferior 9 meses: incisivo lateral superior 12 meses: primer molar inferior 14 meses: primer molar superior 16 meses: canino inferior 18 meses: canino superior 20 meses: segundo molar inferior 24 meses: segundo molar superior Si

Read More...

La gastroenteritis es uno de los trastornos mas comunes entre la población infantil, ya que con llegada del calor exige mas atención a causa del peligro de deshidratación que comporta. En el estado español, hay alrededor de 8.000 ingresos hospitalarios anuales de gastroenteritis son por rotavirus (virus causante de la infección). De hecho, el 100% de los niños de 5 años de edad sufren al menos una infección causada por este virus. El inicio de la gastroenteritis se da de una manera muy rápida. Su síntoma principal y visible es la diarrea, la cual conlleva una perdida de electrolitos y agua, se aumenta el numero de deposiciones diarias y disminuye la consistencia de las heces. Puede ir acompañado de fiebre, vómitos y dolor abdominal. Cuando

Read More...

El sistema inmunitario nos protege de amenazas externas, por lo que debemos cuidarlo para que trabaje a pleno rendimiento. Existen varios factores que pueden alterarlo y debilitarlo significativamente, como la alimentación desequilibrada y deficiente, el estrés, la falta de descanso, los cambios hormonales, el consumo de alcohol y tabaco, la ingesta excesiva de azúcar refinado, las alergias, la contaminación ambiental, los tratamientos con antibióticos, etc. ¿Lo sabías? Todo esto puede resultar obvio y de saber común, pero muchas personas desconocen que existe una estrecha relación entre el aparato digestivo y la capacidad defensiva del organismo. Esto es así porque el 70% de nuestro sistema inmune se localiza en el tracto digestivo. Veamos el papel que juegan los componentes del sistema digestivo, concretamente a nivel del

Read More...

  La Hernia de hiato es una afección muy frecuente, que provoca malestar estomacal, acidez, reflujo, dolor abdominal, entre otros. Se trata de una situación en la que el estómago abandona su posición normal (debajo del diafragma) para colocarse parcialmente por encima de estos a través de un orificio llamado hiato, provocando una presión que no está preparado para soportar, dando como resultado diversas molestias provocadas por el reflujo de los ácidos estomacales que dañan el esófago. A menudo el exceso de peso es debido a esta situación, por lo que, pérdidas modestas de peso provocan mejoras en la sintomatología. La alimentación y el estilo de vida están muy relacionados, y se pueden evitar los síntomas casi complertament así como la aparición de patologías derivadas

Read More...